viernes, 4 de septiembre de 2015

Carta al Sr. Alzheimer

Querido señor Alzheimer le escribo esta esta carta para mostrarle mi más sentido odio hacia usted. No me conocía cuando yo ya lo sabía todo de usted; usted fue quebrando lentamente una a una las diferentes areas de una cabeza humana, la de mi ser más querido hasta alejarlo de mi. Tuvo la desfachatez de borrarle uno a uno todos los recuerdos que juntos habiamos construido junto con los demás recuerdos de vida que él tenía. Le privó de habla, uno de sus mejores encantos, y del sistema locomotor hasta no poder valerse por si mismo. Usted señor Alezheimer ¡Mató a mi abuelo! Mató al ser que me habia dado más que una vida; me dio alegria, me crió y me enseñó más que cualquier otra persona. Me robó mi más precioso y valioso tesoro en tan solo tres años. Siento comunicarle que jamás podré olvidar el daño que usted a ocasionado a mi familia durante todo ese tiempo y que jamás se lo perdonaré.

"Pradi, descansa en pau allà on siguis perque jo se que ens vigiles i ens protegeixes des de el cel. Mai oblidare tot el que m'has ensenyat i tot el que he guanyat gracies a tu, una vida. Testimaré cada dia de la meva vida."

PD: Este texto va dedicado a mi gran hombre, aqui y en el cielo. Antonio Oliver Cladera, un grande entre grandes.

¡HE VUELTO!

Después de tres años divagando por el blog sin poder entrar en mi cuenta ya que mi email se habia quedado obsoleto para mi querido amigo hotmail.. Hoy por fin he logrado reestablecer mi cuenta y recuperarla.

Espero poder actualizar esto con todo lo que he ido escribiendo.

XXX


viernes, 10 de febrero de 2012

Incompetencia

La frustación de ver como las cosas pasan por delante de ti y no sabes como reaccionar, como actuar sobre una situación que se te va de las manos y que no sabes como llevar. Puede que la vida sea larga y en ella haya muchos parones y tropiezos pero, ¿Hay que perdonarlo todo?. Siempre nos dicen que las cosas hay que hablarlas y que después es el destino quien decide si seguir con ello o apartarlo de tu camino pero, la estabilidad llega y el tiempo pasa y me gusta lo que tengo pero.. tengo la cabeza muy poco amueblada desde hace un par de semanas. La gente intenta aconsejarte sobre un tema del cual no tiene ni idea, tan solo son palabras que resuenan en mi cabeza, palabras duras, sin sentido, que duelen a la cabeza y al corazón.

Podría aguantar viento y marea con tal de conseguir lo que quiero, lograr un objetivo nunca fue fácil y no se nos dijo que el camino sería precisamente de rosas. Con el tiempo he podido darme cuenta de que la vida va cambiando a medida que van pasando los años, vamos madurando y vamos dando importancia a unas cosas y no ha otras. Debes saber que ahora, mi mayor y única prioridad, eres tú, para lo bueno y para lo malo.

lunes, 2 de enero de 2012

Cuentos e historias

Desde pequeños siempre nos han querido enseñar ese mundo de fantasía que se encontraba tras los cuentos y libros infantiles aquellos que te convertían en princesa o en el más hábil guerrero. Los adultos no veían más allá de esos instantes, de ese presente en el cual nosotros tan solo eramos niños que, acostados en una cama nos dormíamos pensando que un príncipe nos rescataría si estábamos en apuros o que sabríamos matar a ese dragón con nuestra temible espada. Esos cuentos estaban bien niños pero, que ocurre cuando se crece, cuando eres lo suficientemente adulto como para darte cuenta de que esos cuentos jamás se cumplen, que tan solo se ven en las películas o en los cuentos.. que son pura fantasía. Esos niños que generación tras generación han ido creciendo y se han dado cuenta de lo que realmente pasa, de que esos cuentos tan solo sirven a los niños para dormir o a los inmaduros para soñar.

Yo misma creía que esos cuentos eran de verdad, de pequeña soñaba con que un príncipe llegará a mi ventana a rescatarme e irme lejos, muy lejos pero ese príncipe jamás llegó y además de no encontrarlo se fueron topando por mi vida ciertos "sapos" a los que debí besar antes de descubrir que jamás serían mi verdadero príncipe pero, hoy en día he podido darme cuenta de que hace un tiempo, quizás unos meses cuando le besé por primera vez pude notar ese cosquilleo que se siente en el estómago cuando sientes que eso será mágico, esa intuición que te hace creer de nuevo en la magia del amor. Puede que ya no necesite un príncipe ya que con él me siento como una auténtica princesa. A cada momento que vivo con él cada instante aunque se repita, es único e irreemplazable igual que él.

lunes, 9 de mayo de 2011

Autenticidad y transparencia

Hoy me he levantado de nuevo con el pie izquierdo, o eso se suele decir cuando empiezas mal el día y, eso me lleva pasando un par de días o, según como lo mire, semanas. Me he puesto a leer y me he dado cuenta de la cantidad de cosas que desearía hacer o tener y nunca logro alcanzar, quizás por vaguería o falta de ganas.

Me encantaría, en primer lugar, cambiar mi forma de ser, ponerle más empezo a las cosas hasta conseguirlas y no dejarlas a la mitad. También, me encantaría viajar y poner vivir mi propia historia, sola o en compañía. Desearía empezar a tener las cosas más claras sentimentalmente, ya que aunque solo tengo dieciocho años tengo la mente dividida o más bien el corazón. No tengo ni he tenido nunca claro lo que quiero y por ello mis relaciones han sido un fracaso. Pero por otra parte, me hunde el hecho de reconocer que tengo miedo a enamorarme, a volverme indefensa ante los sentimientos y emociones que me recorren y, al fin y al cabo, no reconocer mi propio reflejo en el espejo. Será ese el hecho que ha conseguido que ya no me mire como antes, ya que desde hace mucho, no soy la misma. Mi impulsividad dominó por completo mi corazón y mi vida. Siendo mimada y caprichosa hasta cierto punto pero, a la vez de impulsiva intento alcanzar un grado de clásica y personal, de mujer auténtica. Aunque el amor no sea lo mio, la gente que me conoce sabe que me llega a aburrir o a atar demasiado cuando, el amor es otra cosa, es libertad y complidad por encima de todo. Luego llegan las relaciones esporádicas, los rollos de una noche o el sexo sin compromiso. Eso está genial, lo reconozco pero, no toda una vida, sino un tiempo y en grandes dosis y es como la heroína, te acaba matando.
Por otro lado muy opuesto al conyugal pero no al sentimental, están las amistades, amigos/as, compañeros/as o simples conocidos/as que con el paso del tiempo pasarán a ser completos desconocidos para mi. Siendo totalmente sincera siempre me he sentido una persona peculiar y solitaria, y con muy poco autoestima. Siempre he tenido un grupo pequeño de amigas, mejores amigas, las cuales son el centro de mi mundo, por las que siempre lo das todo y nunca te resulta suficiente para ellas. Al ser tan autocrítica conmigo misma siempre puedo ver, percibir o simplemente notar como alguien me pasa por encima en algo. No soy ni me considero, ni la más guapa ni la más lista del grupo. Quizás la graciosa en los momentos tensos o, la que intenta estar siempre ahí, la chica para todo. Aunque me gustaría centarme más en ellas hay momentos en los que no puedo, mi cabeza da tantas vueltas ante posibles cagadas con ellas que yo misma me hago pequeña a su lado. Se que aunque seamos crias de dieciocho años, con nuestros más y nuestros menos, nuestro genio y caracter, nuestros novios o ligues, etc. Cuando traspasamos la puerta de casa, somos nosotras mismas, sin máscaras, auténticas. Son mucho más que amigas para mi aunque no les dedique todo el tiempo que querría. Y aunque se, que les he fallado, y varias veces, han seguido y seguido a mi lado y yo, por mi parte, apostaré siempre a un "todo o nada" por ellas, sin miedo a perder nunca nada. Ellas dos, completamente opuestas, en realidad las tres somos diferentes pero, nos complementamos en las pequeñas cosas;
Primero va Sara, la rubia, ojos verdes y larga melena, una persona feliz donde las haya, sonriente y muy sincera, fiel a sus principios y sobretodo testaruda como ella sola. Por otro lado, está Andrea, de piel castaña, ojos marrones y pelo castaño, ella es más enérgica y emprendedora, deportista y bailarina, soñadora y, con las cosas en su sitio cuando toca tenerlas en su sitio. Siempre risueña y casi nunca muestra debilidad, testaruda como la anterior y infantil como las tres. Por último solo quedo yo, Cristina. Alta, de ojos marrones, media melena y con una sonrisa siempre en la cara. Tengo mis momentos de debilidad y soy muy enamoradiza e impulsiva sentimentalmente, a la vez que vaga, testaruda y torpe, por no decir infantil en grado superlativo en la mayoría de los momentos, intentando parecer más madura en los momentos dificiles. Estas somos nosotras tres, sin trampa ni cartón.
Para terminar con esto añadiré que, si soy lo que soy y si he conseguido llegar a ser como soy, es gracias a un gran apoyo moral y ético que ha sido, como no, el de mi mi madre, mi verdadera y completa familia. Gracias también a ciertas personas que estuvieron en mi vida cierto tiempo, como quien se para a poner gasolina y se va con el depósito lleno. Así fueron ellos, fugaces pero intensos, con luz propia, como las estrellas. Esas dos personas marcaron hondo en mi vida y, me abrieron los ojos a muchos mundos, al de la verdad, al del corazón, el amor, la verdadera amistad, a los fracasos y sobretodo a la vida, porque a base de palos, golpes y caidas aprendemos a ver mejor y más claras las cosas. Os deseo lo mejor en la vida, de corazón.
Por último disculparme ante la gente a la que no he nombrado y sobretodo, a la que he fallado, no pretendía abusar de mi pequeño talento de inspiración literaria.


"Esto a sido, siendo franca un pequeño soplo de aire y liberación a la tension de mi mente, cuerpo yt alma en estas últimas semanas."


sábado, 30 de abril de 2011

La inspiración tardo en volver a tocar a mi puerta. Tras tu ausencia mi vida quedó vacía y descolocada y, supongo que este es el tiempo que he tardado en recomponerla un poco, aunque no del todo. Aun miro por la ventana, esas noches de lluvia espesa que parece que se llevarán las penas y a la vez las alegrías de cada uno pero, en realidad, ves la lluvia y te tranquiliza, al menos yo. Veo gotas caer sin parar del cielo, como si alguien de ahí arriba estuviera enfadado o triste y pienso, ¿estará peor que yo? O simplemente es agua que cae.. son preguntas que cuando una persona no está del todo bien, no tiene respuesta, aunque intente buscarla. Aprendí a no hacer preguntas, ya que sabía que no obtendría respuestas y, las que obtuviera, no serían, tal vez, de mi agrado. Ahora solo me he quedado con eso, un cajón con tu ropa, que aun huele a ti, miles de cartas tuyas, regalos y lo más importante, tu esencia quedó presa en mi, y aunque todo se haya esfumado, aunque ya no quede nada de todo lo que un día fuimos, sigues ahí, y aunque toque avanzar y, asimilar las cosas.. prefiero ser realista y aunque sepa que las cosas, quedarán así, siempre habrá lluvia, y, sin duda, alguien peor que yo.

martes, 1 de marzo de 2011

NO OS ENTIENDO


No entiendo a según que personas de está sociedad. Os volveis como locos/as por que una persona del sexo opuesto os traiga flores, os lleve al cine o simplemente os abrace cuando esteis mal o, mejor dicho os bese cuando más lo ansiais. Pero, cuando lo conseguís, cuando realmente teneis a esa persona que sabeis que os haré felices el resto de vuestra vida, os imaginais como sería envejecer a su lado, formar una familia y ser felices para siempre, lo estropeáis. Dando la culpa al otro o a vosotros mismos pero, lo fastidiáis de mala manera, sea por una tontería o sea la cosa más horrible que hayáis hecho o os hayan hecho en la vida pero, ocurre. La cosa termina y no sabeis que hacer, ni donde guareceros.
No os alarméis porque es el ciclo de la vida. No solo las personas van y vienen, nosotros también cambiamos a conciencia, sabiendo que es mejor o peor para nosotros mismos. Jamás os importará el bien ajeno más que el propio, aunque queráis negarlo haréis las cosas mal y os obcecareis con que el mundo es un asco, que nada vale la pena. Os encerraréis en un cuarto oscuro y lloraréis o quizás no, quizás volveréis a vuestras antiguas y vacias vidas, a empezar de cero hasta que caiga el/la siguiente.Que pena, eso no es disfrutar.
¿Sabéis porqué os digo esto? Porque soy una de esas personas. De las que ahora mismo tiene miedo a verse en el espejo porque sabe que no va a reconocer su reflejo. Esa soy yo en estos instantes y, por ello, no quiero que los demás sepan como es vivir así. Disfrutad y seguid con vuestras vidas, anclarse en el pasado no es más que malgastar el tiempo del futuro.

viernes, 25 de febrero de 2011

EXTRAÑA SENSACIÓN

No se como explicar lo que ahora mismo para tanto por mi mente como por mi corazón, son cosas tan diferentes que dudo que pudiera relacionarlas. Las dos piensan en ti de diferente modo y supongo que no se aun a quien seguir. Mi corazón me dice que luche, que siga adelante con mi propósito que a la larga conseguiré lo que quiero, a ti. Pero mi mente, mi subconsciente no piensa igual, me dice que siga con mi vida, que por mucho que haga y muchas ilusiones que tenga, no volverás, que soy tu pasado y como tal, hay que olvidarlo, o aceptarlo.


No quiero confiar en nadie más que en ti. No hago caso a nadie ni a nada. No puedo hacer caso ni a mi mente ni a mi corazón, se que si eligiera a uno de los dos, seguiría perdiendo una gran parte de mi y en parte no se porque. Quiero creer que si, que todo volverá a ser como antes pero, no puedo vivir alimentandome de lo que podría ser y quizás no sea. En realidad, no voy a engañarte, no se como expresar realmente todo lo que me ocurre. Tengo miles de preguntas en mi cabeza que dudo que alguien pueda contestarme. Es una sensación muy extraña que no se explicar. Podría besarte y abrazarte y sentir millones de cosas a la vez, podría llorar lamentando el final de todo esto pero, quiero ser fuerte y llorar por dentro, comerme los abrazos y pensar en los besos que podría darte, morderme los labios y seguir pensando en mis tonterias.


Estoy sentada en el suelo, en mi rinconcito de la habitación. Mirando las estrellas que me propuse bajarte y aun veo en el cielo. Quizás mi amistad no sea lo que más ansias pero, es lo que por ahora más puedo darte y con más intensidad te daré, hasta el fin me tendrás aquí, para todo. Porque los dos sabemos lo mucho que nos queremos e importamos. Aunque mi cama grite tu nombre y mis labios ansien los tuyos.. te quiero Víctor, de todo corazón.

Iglús


Una habitación de escasos metros cuadrados donde solo estemos tu, yo y nuestros sentimientos. Fuera puede hacer el más infinito frío o incluso el más abrasante calor, que nosotros seguiremos aquí dentro, refugiados de todo.
Nos quedamos a mil noches de cumplir todas esas promesas, nos quedamos de brazos cruzados viendo como se nos iba de las manos este amor. Ahora que solo quedan recuerdos, buenos y malos momentos, es cuando realmente reaccionamos. No se puede pretender arreglar lo estropeado ahora, ¿verdad?. Se que el tiempo se pondrá en mi favor y será entonces cuando me toque a mi tirar los dados. Porque aposté por esto y ganaré.
Ahora somos pequeños esquimales que residimos en grandes iglús en el ártico. El tiempo hará que salga el Sol y todo sea de nuevo como antes.

¿Qué nos deparará la vida?

Quiero pensar que no ha sido un adiós, que es tan solo otro hasta luego más. Puede que mi corazón no esté preparado para afrontar todo lo que, de golpe, le ha venido encima. Pero, como me dijiste tú, se que soy fuerte aunque a veces no quiera admitirlo. Se que conseguiremos salir de este laberinto en el que la vida nos ha retado para poder demostrarnos de lo que somos capaces, de si somos de verdad algo o no. Te enseñaré, con el tiempo en mi mano, que a contrareloj puedo llegar al centro y reunirme de nuevo contigo.


Puede que, no tengamos el mismo fin y, tan siquiera ahora deseemos lo mismo pero, quizás, aunque la esperanza no se pierda y el amor me acompañe, sigo siendo una persona ruda y testaruda que jamás se rinde y siempre lucha por lo que realmente quiere. No tengo necesidad de demostrar nada a nadie, ya que a nadie le interesa ni importa lo que hago, es mi vida y se perfectamente que debo y hago con ella. Tengo claras mis prioridades y como alcanzarlas.


Pero.. a la vez, tengo un gran miedo que me recorre las venas, que no me deja dormir de noche y me cierra el estómago cuando quiero comer. Ese miedo que me recorre se llama olvido y se que es lo que jamás quiero experimentar y, me encantaría que tú tampoco. Pero aunque diga y diga, o mejor dicho, me repita que esto no ha ocurrido o que las cosas se arreglarán. Vivo con la incertidumbre de no saberlo, de no saber nada, ya que no domino el tiempo y tampoco predigo el futuro.




Lo que si tengo claro, es lo que quiero que me depare la vida, que aun sin saber lo que vendrá, se que es lo que quiero que ocurra, y si algo no ocurre, es porque nosotros hemos hecho lo posible para que ese momento no llegará y, que si algo ocurre es porque realmente has luchado con fuerza por esa cosa y, eso es lo que pretendo hacer, luchar por todo esto, por ti.
Porque el futuro, la vida.. me depara solo una cosa, a ti.

martes, 22 de febrero de 2011

EL TIEMPO LO PONDRÁ TODO EN SU LUGAR, O NO

Han pasado ya varias horas y aun no he conseguido hacerme a la idea de lo que ocurre. Supongo que más que no entenderlo, no quiero aceptarlo. Las personas a veces acostumbramos a hacer más graves unas simples caidas que, al fin y al cabo, se acaban curando. He intentado no pensar en esto, en todas las palabras dichas, sentimientos pero.. no es lo mismo. Todo ha sido borrado, de repente y eso es lo que más me duele en este preciso momento.


Quiero creer que el tiempo pondrá las cosas donde deba ponerlas, o donde él quiera colocarlas pero, espero tener algo a mi favor. Que ese resquicio que a mi me queda, se te transmita, y ocurra.


Vuelve, eres mi vida.

sábado, 8 de enero de 2011

LIBROS Y LIBRETAS

Abrí mi libro preferido, delante de la fogosa chimenea y me puse a leer.. ¿El problema? Empezé por el final, vi que terminaba mal, por centesima vez que me lo leia, pero se seguia sorprendiendo ese final tan triste y tan.. ¿Romantico? Ahora veo la reflexión de la autora "No solo la realidad del amor se encuentra en un libro, en la vida real también hay." El amor, la locura, la indecision, el deseo, la amargura, el odio.. todo eso, no se aprende ni se ve en los libros, sino que lo vivimos dia a dia en nuestras propias carnes. Y será por eso que és mi libro preferido, no solo porque habla de amores imposibles, de problemas sin solución, sino porque va sobre la vida misma, porque es real. Como todos nosotros

sábado, 1 de enero de 2011

EL FUTURO EN NUESTRAS MANOS

Os voy a contar una bonita historia de amor sobre una pareja que, aunque tuvo muchas trabas para ser felices siendo quienes realmente eran, ellos mismos. Pudieron superar los obstáculos que le pusieron tanto las personas como todo tipo de circunstancias. Se conocieron a través de un grupo de amigos. Era un mundo totalmente diferente para ella, no conocía casi nada de todo aquello pero por ese simple hecho, todo lo fascinaba. Empezaron a quedar con más gente o solos, pero el hecho era que se veían sin que les importará nada más que el hecho de ver a la otra persona, de pasar un instante al lado del otro. Pasadas unas semanas de esas quedadas clandestinas empezaron con una relación totalmente diferente, totalmente seria y de verdad. Al principio se les hizo un poco duro el hecho de superar según que obstáculos pero, los superaron juntos y así, pasó el primer mes. Transcurridos ya dos meses desde que todo eso empezó. Las cosas iban perfectas entre los dos. Se veían casi cada día de la semana y aun así sabían que no eran suficientes para aliviar el amor que les recorría al verse, al tocarse y sentir el cuerpo del otro. Luego llegaba el momento de irse, de volver a casa y sus caras se entristecían por el hecho de perder ese contacto con el otro, porque parecía poco el tiempo que pasaban juntos. 

Después de muchos meses de películas, noches de lluvia y muchas cenas a las tantas de la madrugada o simples noches de pasión en la bañera, fueron trancurriendo años entre este amor, y siguiendo con sus rutinas se fueron a vivir juntos para empezar una nueva vida totalmente adulta y diferente hasta la que en el momento habían vivido. El amor fue aumentando a medida que los años transcurrían. Siguieron siendo felices hasta el fin de sus días.


Deciros queridos lectores y seguidores que, esta preciosa y amorosa historia es la mía, quizás no en todo su esplendor y resaltando según que momentos pero, a día de hoy. Día 2 de enero del 2011 hago dos meses con la persona más importante que se ha cruzado en mi camino. Porque estoy enamorada de él y jamás creí que podría llegar a sentir todo lo que ahora mismo sucede por mi cuerpo. Pero luego ves que llega ese gran momento de película y descubres que ese momento es completamente tuyo, que el tiempo se ha parado para que tu puedas alcanzar tu felicidad y, yo he descubierto que mi felicidad está a su lado.

Por ultimo cariño decirte, que quiero pasar el resto de mis días a tu lado. Que aunque sea algo obvio quiero seguir llegando tarde cuando quedamos a una hora determinada, pretendo coger el tren todas las veces que haga falta para darte una sorpresa y que me abras la puerta y me comas a besos y abrazos. Voy a sorprenderte con maravillosos desayunos en la cama siempre que pueda y ante todo voy a besarte a cada instante que me apetezca y voy a abrazarte y acariciarte en cada momento que quiera hacerlo porque te amo y se que nada es lo suficiente como para hacerte del todo feliz y pretendo darte todo lo que pueda a cada instante y sobretodo hacerte inmensamente feliz con mi compañía y sobretodo con mi amor.


Te amo mi vida, siempre

CONFIANZA

Cuando dos personas unen sus vidas en forma de relación estable, formando un lazo, una unión que los hace uno solo delante de los demás. Sabiendo que lo que más les une suelen ser aficiones, lugares que frecuentan o simplemente el hecho de ser amigos de amigos. Empieza todo como si tan siquiera se conocieran, con un saludo, dos besos y si te he visto, no me acuerdo. La cosa se va volviendo más frecuente; llamadas, mensajes.. empiezan a quedar y a ver algo en el corazón del otro, un parecido a uno mismo, un espejo de su propia alma. Se van viendo cada vez más, con más insistencia esperando a que llegue ese mágico momento en el cual sus labios puedan rozarse con el otro y, sin esperarlo más, ese momento llega y miles de mariposas revolotean dentro de ti. Te estás enamorando a un ritmo frenético, sin darte cuenta de todo lo demás, de lo que le pasa al resto del mundo, por el simple hecho de que te has olvidado de ellos, no te importan.



Luego llega la seriedad, llegan las noches largas, las películas de amor y los besos apasionados y ahí, es cuando realmente la cosa ya es realmente sería. Cuando descubres que con tan solo mirar a la otra persona, después de tantas veces haber hablado, de haber tenido la suficiente confianza como para saber que al mirarle, sabías decir con el mínimo detalle, lo que está pensando. Porque confiar en una persona, no es el simple hecho de contarle todo lo que te ocurre, no es detallarle tu vida, para que se la sepa al dedillo. El simple hecho de confiar en alguién es creer que estará ahí siempre, que jamás te fallará ni decepcionará, porque en eso nos vasamos hoy en día. En contar algo sabiendo que la otra persona no va a contarlo, y sabemos que si al final lo hace, no nos decepciona tanto porque en el fondo sabiamos que lo haría pero, al hablar de tu pareja, de un ser querido realmente importante, te duele que no confíe lo suficiente en ti para contartelo todo o para ocultarte cosas. Simplemente sois dos cuerpos en una sola alma, con miradas, con besos deberíais poder saber que siente el otro, con un solo roce deberiais saberlo todo.


Por último decir que, me siento defraudada conmigo misma porque quizás este no sea uno de mis mejores textos y dudo demasiado que lo sea. Supongo que no es una manera muy buena de empezar el año, pero las cosas así van.


Gracias a todos por estar ahi, en especial a ti mi vida.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

¡FELIZ CONSUMISMO!

En estas fechas tan señaladas del calendario cuando todos nos solemos reunir con la familia para celebrar una gran cena, para que los pequeños de la casa puedan abrir esos magníficos y grandes regalos que los reyes magos o Papa Noel les ha traído. En estás fechas no nos damos cuenta que todo eso y lo que conlleva la navidad y todas sus celebraciones se han acabado convirtiendo en una red que los centros comerciales han ido tejiendo para que nosotros vayamos cayendo cada año más y más. Porque aunque la economía familiar esté baja, nosotros seguimos gastando nuestro dinero, no en ropa para el frío invierno o porque la que hay en el armario está vieja o ya no te vale, o el simple hecho de guardar ese dinero para emergencias familiares, para comida o para seguir manteniendo esa casa en la que vivís. 


Con todo esto, no nos damos cuenta de que cada día hay gente que en este mundo está muchísimo peor que nosotros. Personas, tanto adultos, ancianos o lo que es peor, niños que ya no es que no tengan un regalo el 25 de diciembre, simplemente nunca lo han tenido pero, ni tan siquiera tienen comida que llevarse a la boca. Son personas que por cualquier motivo están en una situación extremadamente delicada, en la cual a nadie nos gustaría vernos. Y cuando escribo todo esto, no pretendo concienciar a las personas de este planeta, haciéndoles creer que son malas personas por comprar relojes caros, juguetes o abrigos de visón. Simplemente que vean que al rededor de las tiendas, hay gente pidiendo limosna por la calle. Que hay gente que mataría por un trozo de pan de los que nosotros tiramos al suelo porque está quemado o simplemente no nos gusta la punta. 
Lo único que digo es que hay que ver más allá de nuestros ojos. El mundo no termina donde acaba la punta de nuestro zapato, hay más personas a parte de nosotros y los nuestros.


Por último decir que esto no es porque esté en contra de la navidad, ni mucho menos. Solamente respeto la navidad como día del año. Como celebración que se hace para reunir a la familia, reir en familia y por un día en el año, olvidar preocupaciones, trabajos, colegios, cualquier cosa que no sea felicidad, paz o amor, queda de puertas hacia fuera pero, veo día a día que va cambiando todo poco a poco y ya simplemente se convierte en un día que por el hecho de ser bueno 364 dias restantes del año, te traen unos cuantos regalos que previamente tu escoges en un catálogo de infinitas páginas de un centro comercial. Y en eso que pienso y pregunto (para mi misma) ¿Y los niños pobres? ¿Que catálogo van a ver ellos en navidad? Cuando la mayoria no debe saber lo que es una Barbie o un Action Man.. ¿Sabeis porque sus regalos son más valiosos? Porque los tratan y cuidan con el corazón, con la ilusión de ser quizás el único juguete que tendrán en sus manos porque, aunque lo hagan con sus propias manos, o simplemente sea un pequeño presente familiar, les simboliza más el hecho de la persona que se lo regala, o el porque se lo regala porque sienten de verdad que va con el corazón. Y no como en nuestra sociedad que va con avaricia.


Por eso me lamento, porque cuando los niños de ahora crezcan, no den a sus hijos simples regalos, no vean a sus nietos y les den dinero. Llevaroslos a ver belenes, cogerlos de la mano por pleno centro de la ciudad. Disfrutad del aire puro de las calles, dejad que el frio invada vuestros cuerpos y sonreid al ver las luces por todas las calles.


¡Disfrutad!

martes, 28 de diciembre de 2010

MUSAS

Aquí sentada en un frio asiento del tren que me devuelve a casa. Después de haber pasado una de esas tardes perfectas al lado de una persona que, ha entrado en mi corazón lentamente para quedarse y adueñarse de él. Una persona que ha conseguido que mi afán por escribir reviva como fuego en una chimenea en invierno. Ha conseguido que con cualquier palabra pueda volver a sonreir, con cada beso o mirada vea que todo tiene esperanza, que aunque sea mentira, puedo sonreir durante unos instantes e iluminar esa habitación. Hace que cuatro simples paredes se vuelvan un universo inmenso donde, solo estando nosotros dos, pueda hacerme sentir la persona más grande de este mundo, por el simple hecho de estar él a mi lado abrazandome.

Quizás pierda objetividad por el simple hecho de enamorarme de mi musa pero, quien más y quien menos se ha enamorado de su musa. Cada filósofo, pintor, escultor.. todos se han inspirado en alguien o algo que les ha hecho renacer como artistas y sobretodo, como personas. Puede que no sea una gran filósofa, pero se dar consejos. Puede que no sepa pintar pero, puedo dibujarte mil sonrisas en la cara. Puede que tampoco sea buena esculpiendo pero me conozco cada milímetro de tu cuerpo, tanto que podría dibujar tu silueta o simplemente hacerla real para poder tenerla grabada en mi mente y sobretodo en mi cama cada noche que no paso contigo. ¿Todas y cada una de las profesiones que hay en este mundo me servirían para hacerte una pizca más feliz? Lo dudo pero, se que podría hacerme astronauta para traerte la luna o llevarte a ella. Podría hacerme profesora, para enseñarte lo aun desconocido o podría limitarme a ser quien soy, yo misma y poco a poco, sin profesiones ni estudios que lo demuestren o contradigan, demostrarte que la fuerza del amor se construye cada día, que no hay nada escrito sobre ello, ni nada relacionado sobre lo que siento. Quizás debas saber que, mi única fuente de inspiración se encuentra en ti, en tu forma de ser, de ver la vida y sobretodo, de amarme porque, con cada beso, cada caricia, cada mimo o canción que me das a escuchar, haces que mi corazón lata más deprisa. Solo tú consigues que mi cuerpo extremezca ante la yema de tus dedos. Solo tú has conseguido que vuelva a amar y que te ame con todas mis fuerzas y esperanzas. Solo tu eres.. mi musa.

Enamorarme

La palabra amor jamás entró en mi diccionario, era una palabra por la cual no sentía ningún tipo de adicción y mucho menos atracción o algo por el estilo. Simplemente era algo que estaba ahí que mucha gente decía sentir o padecer y pocos, realmente pocos lo disfrutaban.

A mis años ya he descubierto una pizca, una miserable e indetectable mota de lo que es enamorarse de alguién porque, ese sentimiento, esa emoción jamás es completa. Ahora, pasado el tiempo me he ido dando cuenta de que el amor no es otro sentimiento más, no es un dia del calendario que se tacha o se ama más a la otra persona. Es sentirse querido y completo con la otra persona y esa persona contigo. Tampoco se puede resumir en películas de amor (todos tenemos nuestra bonita o trepidante historia, eso si, única) ya que todos y cada uno de nosotros podríamos conseguir hacer el guión de una maravillosa película sin el hecho de repetir ni tan siquiera una coma.  El amor es algo muy grande que no tiene cabida en ningún lugar del universo, tanto de este como de cualquiera. Es el estar al lado de esa persona, una persona sola, que te haga sentir mariposas en el estomago cada vez que la ves, que haga que te salga la sonrisa floja por cada palabra que te diga. Te sonroje con el simple hecho de mirarte. No hay que cerrarse en banda en estas situaciones ya que, ahora ya experimentado, es uno de los sentimientos, momentos y emociones más bonitos que el ser humano puede sentir, enamorarse.

Por último añadir que todo esto, toda mi inspiración, mi alegría y mis ganas de volver a escribir, de sentir todo lo que ahora mismo pasa por mi cabeza, por mi corazón y el resto de parte de mi cuerpo. Darle las gracias a mi felicidad, mi vida entera en estos instantes y lo que me queda de vida a su lado, una persona más para el mundo, pero vale más que un mundo para mi. Te amo pequeño.
                                                                                               

domingo, 26 de diciembre de 2010

bajarte lunas

Bajaré del cielo cualquier estrella que me pidas. Robaré los colores del arcoiris para verte sonreir. Pasaré mil noches contemplando estrellas a tu lado. Podría robar cualquier constelación para ponerle tu nombre y ver tu cara de sorpresa cuando lo veas con tus propios ojos. Voy a besarte durante el resto de tú vida, de nuestras vidas. Te abrazaré en las noches de invierno y te besaré en las de verano. Pasaré mi dedo por cada recoveco de tu cuerpo hasta llegar a lo más profundo de tu alma. Pretendo enamorarte con cada una de las palabras que salgan de mi boca. Oiré tú voz adormilada por teléfono y te desearé las buenas noches de millones de maneras distintas.

Pisaré por donde pises, te guiaré en tus momentos malos y te aplaudiré y animaré en los buenos. Te besaré a cada instante y te abrazaré sin que te des cuenta. Te pienso bajar lunas y planetas para ser envidiados por el Sol. Porque este amor es único y sobretodo verdadero porque es autentico.

sábado, 25 de diciembre de 2010

After the storm is always calm

Una pareja cae anclada en la monotonía. Se piensan que discutiendo cada día, dándole la culpa al otro algo solucionarían. No veían más allá de sus ojos, no admiraban a la persona que tenían delante. El amor de su vida se desvanecía por no saber ver a través del corazón. No podian imaginarse lo que les venía encima, era una discusión tras otra, no pensaban en el otro, solo querían ganar la batalla. Pero estalló la guerra y ninguno se salvo. 

Y ahora yo pregunto;
¿Queréis ese final? Pues solucionadlo

Distancia

Después de tener durante varios días seguidos a una persona querida, se hace extraña la sensación de girar la cara en la almohada y no ver su sonrisa ni sus ojos clavados en los tuyos. La realidad es que la distancia de nuevo nos separó, un tren que se lo llevó lejos, hasta el próximo encuentro. El simple hecho de tener una dependencia tan grande hacia él, que me hace pensarle a todas horas del día, hace que mi imaginación me juegue la mala pasada de traerme su recuerdo, pero alejar cada vez más de mi su cuerpo.

Solo el hecho de pensar que está lejos, que me quedan horas para volver a tenerle junto a mi, para poder abrazarle, poder besar cada recoveco de su cuerpo. Poder decirle todo lo que siento con tan solo mirarle a los ojos y sonreirle alegremente. Solo nos separan un tren, unas vías.. una larga distancia que aunque parece poca cuando quieres verle, no lo es tanto cuando lo añoras porque, el hecho de tenerlo, ansiarlo a cada minuto del día, y ver que está a kilómetros de ti, y que tan solo una llamada, un mensaje, hablar por hablar, aunque sean tonterías, es lo único que os salva de esa triste y apagada llama que se llama distancia.